Menopausia y Andropausia

El Dr. Adonis considera que la andropausia y la menopausia son etapas que se pueden experimentar con tanta satisfacción y dignidad como cualquier otra, siempre que el cuerpo y la mente estén bien condicionados. También cree que la experiencia de la andropausia y la menopausia varía de persona a persona, dependiendo de los factores hereditarios, la complexión y el estilo de vida. El Dr. Adonis aboga por un enfoque individualizado que tenga en cuenta todas las variables y sugiere medidas simples y sostenibles para preparar al cuerpo para gestionar la andropausia y la menopausia con una intervención médica mínima.

Pasar la menopausia y la andropausia puede ser una experiencia extremadamente estresante o una nueva oportunidad en la vida. Si se encuentra entre los que buscan transitar por esta etapa sin esfuerzo y de forma natural, sin someterse a medicamentos innecesarios, reserve una cita en nuestra clínica y descubra el placer de aceptar el trayecto de su vida.

Aprenda Mas Sobre la Menopausia y Andropausia

Cada etapa de la vida produce cambios en nuestra estructura corporal, psicología y personalidad. Si bien hay algunas cosas maravillosas que experimenta el cuerpo, también hay desafíos que acompañan a cada etapa. El conocimiento sobre estas etapas y lo que estas provocan en el cuerpo nos permite tomar mejores decisiones y encontrar mejores mecanismos de afrontamiento.

Mientras que se presta mucha atención e importancia a la pubertad y la adolescencia, ya que provocan cambios considerables en la mente y el cuerpo, no se piensa tanto en la menopausia y la andropausia. Sin embargo, estas etapas son igualmente significativas ya que también anuncian cambios que alteran el estado físico y mental de las personas. Aunque la menopausia en las mujeres es un fenómeno más reconocido, la andropausia afecta considerablemente a los hombres, pero es menos conocida y pocas veces admitida.

Decodificación de la andropausia y la menopausia

Después de cierta edad, tanto los hombres como las mujeres experimentan una disminución en la fertilidad y un nivel bajo de las hormonas testosterona, estrógeno y progesterona. Si bien la edad en la que se experimentan los síntomas puede ser diferente y la manera en que ocurre la disminución también puede variar, las condiciones a menudo se describen juntas, ya que hay síntomas y efectos secundarios que se acompañan en ambos casos.

La menopausia está marcada por la desaceleración y el eventual cese del ciclo menstrual. Se caracteriza por cambios en el cerebro y el ovario, y los síntomas manifestados incluyen cambios hormonales y de humor, disminución del deseo sexual y cambios en los niveles de energía. Las transformaciones físicas comprenden cambios en las glándulas mamarias, el cuello uterino, el útero y la vagina; cambios en la piel y el cabello; y un mayor riesgo de enfermedades cardíacas.

La andropausia se asemeja a la menopausia de muchas maneras. Sin embargo, en esta la disminución progresiva de los niveles hormonales es mucho más lenta, al igual que los síntomas consiguientes. Las consecuencias más significativas de la andropausia incluyen una secreción reducida de andrógenos, mayor resistencia a la insulina, insomnio, disfunción eréctil y disminución de la libido.

Es un hecho comúnmente reconocido que estos son cambios naturales que ocurren en el cuerpo y son inevitables. Lo que no se puede pasar por alto es el hecho de que la etapa puede ser bastante incómoda y causar angustia fisiológica y emocional. Es esencial, por lo tanto, encontrar un método para preparar y ayudar al cuerpo y la mente en la transición a través de esta etapa.

Así es cómo la medicina funcional practicada por el Dr. Adonis puede cambiar realmente su vida.

Elementos inesperados en la andropausia y la menopausia

Los signos que con mayor frecuencia se advierten en la andropausia y la menopausia son bien conocidos; los hombres y las mujeres los experimentan y reconocen casi todos. Lo que la mayoría tiende a ignorar son los síntomas acompañantes que frecuentemente se experimentan. Estos síntomas se ignoran o son atribuidos a otros trastornos y problemas.

Es probable que las mujeres experimenten una serie de cambios como resultado de la menopausia. No es necesario que todas las mujeres experimenten todos los síntomas, pero casi todos estos cambios son un resultado de la menopausia. Los más comunes entre ellos son:

  • Incontinencia, que ocurre como consecuencia de la disminución de la elasticidad del tejido vaginal
  • Sofocos y sudoración
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Cambios de humor
  • Envejecimiento de la piel marcado por arrugas, pérdida de elasticidad y sequedad

Algunas mujeres muestran signos marcados de masculinidad, como un cambio en la voz y el crecimiento del vello facial. La menopausia también puede provocar hipertensión o enfermedad autoinmune. Los lípidos séricos pueden aumentar en algunos casos, y también puede ocurrir aterosclerosis.

La andropausia también trae consigo un conjunto de síntomas, que pueden ser:

  • Reducción de la secreción de la hormona estimulante de la tiroides
  • Alteración de la atención y la memoria
  • Aumento de incidencia de depresión y agitación
  • Osteoporosis y osteoartritis
  • Disminución del deseo sexual y dificultad para lograr una erección
  • Pérdida de memoria muscular y elasticidad

Superar la menopausia y la andropausia

La medicina convencional se orienta a los síntomas de la menopausia y la andropausia, recurriendo típicamente al reemplazo hormonal como cura. La medicina funcional, por otro lado, busca realizar una transición más suave a través de esta etapa al preparar la mente y el cuerpo para lo que está a punto de experimentar. Aquí hay algunos consejos simples para ayudar a facilitar el tránsito a través de la menopausia y la andropausia:

  • La manera más importante de prepararse para el inicio de la menopausia y la andropausia es asegurar un chequeo médico regular después de los 35 años. Esto ayudará a verificar los niveles básicos y prepararse para su inicio.
  • Un buen régimen de ejercicio le permitirá mantener su corazón, sus huesos y músculos en forma, protegiéndolo contra enfermedades cardíacas, la incidencia de fracturas, y la degeneración muscular. También garantizará que sus células cerebrales reciban un buen suministro de oxígeno y nutrientes, lo que ayudará a evitar durante más tiempo las afecciones degenerativas del cerebro.
  • Una dieta bien planificada que incorpore cantidades adecuadas de calcio y minerales le ayudará a conservar la salud ósea, mantener el cuerpo energizado y reducir las posibilidades de depresión y cambios de humor inducidos por la insuficiencia. Esto se puede lograr asegurándose de consumir alimentos de todos los colores, especialmente vegetales de hojas verdes que están llenos de vitaminas y minerales.
  • La disminución de las cantidades de grasa en la dieta puede contribuir a la salud del corazón y mejorar la circulación.
  • Opte por un estilo de vida más saludable, que comprende evitar fumar y el consumo moderado de alcohol.
  • El aumento del consumo de líquidos, incluido el agua y el té verde, puede ayudar a prevenir afecciones como la sequedad vaginal y de la piel.
  • Los grupos de apoyo y la terapia son excelentes maneras de comprender los cambios experimentados en el cuerpo. La terapia también puede ayudar a abordar problemas emocionales como la depresión, la ansiedad y los cambios de humor sin tener que recurrir a medicamentos.

Start typing and press Enter to search