La Salud del Cerebro

Nuestra salud depende de la salud de muchos órganos de nuestro cuerpo. Sin embargo, la salud del cerebro es probablemente la más crítica para nuestra sanidad y bienestar en general. Un cerebro sano no solo es responsable del funcionamiento óptimo de varios procesos fisiológicos, sino también de la capacidad de realizar procesos cognitivos de manera efectiva. Contrario a la creencia popular, los problemas de salud del cerebro se experimentan por casi todos los seres humanos a medida que envejecen.

El Dr. Adonis es un experto neurocirujano que, a través de su extensa práctica de la medicina funcional, ha ayudado a los pacientes a comprender la correlación entre los procesos neurológicos y el envejecimiento. Él utiliza un enfoque multifuncional para que los pacientes con antecedentes genéticos de enfermedades cerebrales, como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson u otras afecciones; puedan disfrutar de una mejor salud mental y, por lo tanto, general. Aunque sus tratamientos han tenido excelentes resultados en casos detectados oportunamente, en general todos sus pacientes se han beneficiado significativamente de sus consejos.

El Dr. Adonis ha dado orientación y esperanza a quienes corren el riesgo o padecen enfermedades relacionadas con la salud del cerebro. Si desea gozar de un cerebro saludable, ágil y feliz reserve una cita con nuestra clínica hoy mismo.

Aprenda Mas Sobre La Salud del Cerebro

Cuando el cerebro funciona bien, significa que el flujo sanguíneo hacia el mismo es adecuado. También es una señal de que no ha habido fuerza, interna o externa, que afecte sus cualidades. Aunque todos nos inclinamos a pensar que la salud del cerebro sufre en la vejez, en realidad comienza a ocurrir mucho antes. La disminución de las capacidades cognitivas comienza cuando alcanzamos los 20 años de edad. Lo anterior podemos notarlo cuando necesitamos más tiempo y una mayor concentración para memorizar las cosas, el recuerdo de la información puede que no sea inmediato y nuestro rango de habilidades cognitivas deja de ser versátil. Se estima que al menos 3 de cada 5 estadounidenses sufren de una enfermedad cerebral en alguna etapa de su vida.

Algunas de las enfermedades más comunes del cerebro comprenden las lesiones cerebrales, los tumores, las enfermedades neurodegenerativas y los trastornos mentales. Estas pueden ocurrir por la combinación de varios factores que abarcan la genética, las lesiones y las enfermedades.

Un especialista en neurología puede diagnosticar y ayudar a comprender la salud del cerebro. La combinación de pruebas de visión, audición y equilibrio son la base para comprobar las funciones simples del cuerpo. Después de estos exámenes se realizan pruebas de imágenes como la PET Scan, la tomografía computarizada o una resonancia magnética. Los resultados de estas pruebas y el examen médico en su conjunto ayudan a los neurólogos a llegar a un diagnóstico preciso.

Las enfermedades cerebrales es mejor prevenirlas que tratarlas. Aunque algunas variables están fuera de nuestro control, podemos mitigar el riesgo de enfermedad cerebral con los siguientes consejos aportados por el Dr. Adonis:

Evitar las lesiones cerebrales –

Se ha observado que las lesiones cerebrales puede ocurrir principalmente antes de los 4 años, entre los 15 y 25 años, y por encima de los 65 años. Asegúrese de que los niños y los ancianos estén protegidos contra caídas y objetos con filos, y evite el riesgo de lesiones cerebrales cuando viaja, practica deporte o se desplaza.

Dieta –

Comer de manera inteligente puede mejorar la salud del cerebro. Ingerir alimentos con propiedades antiinflamatorias, también frutas y verduras frescas como fuentes de proteína vegetal, puede ser muy beneficioso. El consumo de pescado y aceite de oliva ayuda a retrasar el deterioro cognitivo. Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y vitamina B han demostrado ser excelentes para la salud del cerebro.

Mente activa –

Mantenga la mente en forma y activa. Intente resolver acertijos, practique juegos mentales, entrene la mente para pensar y experimentar. El trabajo manual, la artesanía y las habilidades que mejoran la destreza motora son excelentes maneras de involucrar a la mente y el cuerpo en una actividad simbiótica, y ayudan a mantenerte alerta. Aprender música e idiomas es otra forma de mantener el cerebro alerta y ocupado. Propiciar que la mente se mantenga más activa asegura la generación de células nuevas en el cerebro, y también mejora la actividad neuronal entre las células, lo que hace que el cerebro sea más saludable y más fuerte. 

Ejercicio –

Se ha demostrado que el ejercicio es bueno para todas las partes del cuerpo, y el cerebro no es una excepción. El ejercicio ayuda a mejorar la conexión entre el cerebro y los músculos, mejora la coordinación motora, disminuye los niveles de azúcar y colesterol; y mejora el flujo de oxígeno al cerebro. El ejercicio también habilita al cerebro para pensar y responder más rápido, haciéndolo más ágil. Además, se sabe que el ejercicio mejora el estado de ánimo y también desarrolla el aprendizaje.

Salud mental –

Se observa que los pacientes que tienen problemas relacionados con la salud mental, con el tiempo experimentan una disminución de la salud cerebral. Si nota algún signo de estrés, depresión o ansiedad, asegúrese de recibir un tratamiento inmediato para evitar que estas dolencias afecten al cerebro.

Medicar con cuidado –

Ciertos tipos de medicamentos afectan la memoria y la función cerebral. Tenga especial cuidado al tomar estatinas para el colesterol, medicamentos contra la ansiedad como el alprazolam y antihistamínicos como la difenhidramina.

Suplementos –

Varios suplementos naturales han demostrado excelentes resultados en la mejora de la salud del cerebro con un uso sostenido. Los aceites de pescado, la cafeína y la creatina son algunos suplementos comunes que conocemos. Se ha comprobado que la mayoría de los suplementos naturales son efectivos en aquellos que sufren problemas y deficiencias relacionadas con la salud del cerebro.

DHEA y pregnenolona –

La medicina funcional considera que el uso de estos suplementos es sumamente interesante ya que se ha descubierto que tienen propiedades que suprimen y estimulan ciertas actividades cerebrales por lo que tienen más control sobre el funcionamiento del cerebro. El uso de estos puede proteger al cerebro y retrasar la aparición de problemas como el Alzheimer.

Actividad social –

Estar más comprometido y activo socialmente puede retrasar enfermedades como la demencia y también mantener el cerebro más alerta. Estar conectado a través de clubes, grupos y otras plataformas similares brinda la oportunidad de relacionarse, ser abierto y también expresar emociones y necesidades. 

Start typing and press Enter to search