Neurotransmisores Cerebrales

Los neurotransmisores son sustancias químicas presentes en el cerebro que envían señales a los nervios. Estas moléculas de transmisión se encuentran en los extremos de las sinapsis, y captan las señales recibidas del cerebro, moviendo el impulso o la señal de una célula a otra. Los neurotransmisores son extremadamente potentes y son responsables de varias funciones, incluidas el aprendizaje, la energía y los estados psicológicos. Por lo tanto, un desequilibrio en los neurotransmisores puede tener graves consecuencias para el organismo.

El Dr. Adonis, es un neurocirujano que ha combinado la práctica de la neurociencia en conjunto con la medicina funcional para brindar a sus pacientes mejores resultados sostenibles en el tiempo y que tienen poco o ningún efecto secundario. Él asegura un plan de asistencia integral para que se atiendan las necesidades fisiológicas, psicológicas y emocionales de todos sus pacientes.

Restaure el equilibrio, el bienestar y la positividad en su vida al reservar una cita con nuestra clínica – ¡eso es lo que su cerebro y sus intestinos quieren que haga!

Aprenda Mas Sobre los Transmisores Cerebrales

El cuerpo tiene más de 50 tipos de neurotransmisores, cada uno de los cuales realiza una función única. Sin embargo, algunos neurotransmisores son muy importantes, ya que tienen una impacto considerable en el cuerpo:

Dopamina –

Esta sustancia química está relacionada con la sensación de consecución y motivación en el cuerpo. Un desequilibrio en los niveles de dopamina puede provocar esquizofrenia cuando los niveles son demasiado altos y la enfermedad de Parkinson cuando los niveles son demasiado bajos.

Serotonina –

Esta sustancia química se asocia principalmente con los estados de ánimo y las emociones. Cuando los niveles de serotonina son bajos, el resultado podría ser la ansiedad y la depresión. El síndrome de serotonina, una afección fatal, ocurre cuando los niveles de serotonina son extraordinariamente altos. Sin embargo, esta afección solo puede aparecer cuando esta se consume como suplemento.

GABA –

El ácido gamma-aminobutírico es esencial para tranquilizar el cuerpo y darle una sensación de relajación. Cuando los niveles de GABA son bajos, el cuerpo comienza a entrar en estado de pánico.

Acetilcolina –

Este es quizás el único químico que nos distingue de los animales y nos da la cualidad humana. La acetilcolina es responsable de comportamientos como el pensamiento, el aprendizaje y el razonamiento. La insuficiencia de la acetilcolina puede conducir a una falta de concentración; disminución de las capacidades motoras; dificultad con el cálculo, la memoria y el recuerdo; y un pobre razonamiento espacial.

Endorfinas –

Estas son las típicas sustancias que provocan la sensación de bienestar en el cuerpo que anulan la percepción de dolor y se liberan durante el ejercicio físico, el sexo y las situaciones de amenaza.

Trastornos de desequilibrio

Hay otros muchos trastornos que pueden surgir como resultado de un desequilibrio en los niveles de neurotransmisores. Algunos de estos incluyen:

  • Esquizofrenia – causada por un desequilibrio de la dopamina.
  • Depresión – causada principalmente por un desequilibrio en los neurotransmisores serotonina y noradrenalina.
  • Enfermedad de Alzheimer – causada por la insuficiencia de la acetilcolina en el cerebro.
  • Trastorno de la ansiedad – causado por un desequilibrio de la serotonina o la noradrenalina.
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad – causado por un desequilibrio en los niveles de la dopamina y la noradrenalina.

Cada uno de estos neuroquímicos tiene un papel y una función muy específicos. A veces, cuando estos neuroquímicos funcionan mal, el paciente puede experimentar ciertos rasgos o síntomas típicos de una enfermedad, o la enfermedad en sí misma. La medicina funcional reconoce que el cuerpo humano no siempre es tan preciso en su funcionamiento. Puede haber momentos de ambigüedad; por lo tanto, el Dr. Adonis aborda cada caso individualmente y lo evalúa por sus propias características.

La protección contra el desequilibrio de los neurotransmisores puede resultar bastante difícil. Un médico o neurólogo calificado y entrenado podrá realizar ciertas pruebas, informarle sobre cualquier desequilibrio y aconsejarle la mejor guía de acción.

Mantener la salud del cerebro

La medicina funcional aconseja ciertos métodos para prevenir un desequilibrio en los neurotransmisores:

Mantenga el intestino sano –

El intestino es extremadamente importante para mantener una buena salud, ya que la mayoría de los neurotransmisores se producen aquí. La salud intestinal juega un papel importante en el comportamiento y el estado de ánimo, también puede ser la causa de varias enfermedades, como el autismo. El intestino y el cerebro también están estrechamente relacionados. Las dolencias intestinales pueden afectar directamente el cerebro y su funcionamiento. Una afección conocida como intestino permeable puede causar que ciertas sustancias irritantes fluyan hacia la sangre. Estas luego fluyen directamente al cerebro, dando lugar a una afección conocida como el cerebro permeable, otro trastorno inflamatorio. Ambos combinados causan inflamación en el cuerpo. Mantener la salud intestinal con los alimentos y suplementos adecuados puede garantizar que se mantengan tanto la salud intestinal como la cerebral.

Maneje mejor el estrés –

Los estresores, tanto internos como externos, pueden ser bastante perjudiciales para el organismo. El estrés puede surgir por la falta de sueño, el esfuerzo excesivo, los pensamientos y las relaciones estresantes. Aunque es imposible prevenir el estrés, hay formas de enfrentarlo mejor. Los estresores contribuyen al desequilibrio en los neurotransmisores y eventualmente causan problemas de salud. La clave está en dormir lo suficiente, usar la sauna regularmente, leer libros sobre autoayuda y practicar técnicas de meditación. Incluso puede optar por los ejercicios físicos o buscar un pasatiempo si eso te ayuda a vencer el estrés.

Coma bien –

Los alimentos ricos en antioxidantes son excelentes para el intestino y el cerebro. Todas las bayas son extremadamente ricas en antioxidantes y son alimentos maravillosos que contribuyen a la salud de los neurotransmisores. Otras provechosas fuentes de antioxidantes incluyen los chocolates, las nueces como las pacanas, las alcachofas y la col rizada.

Evite el azúcar –

Dada la naturaleza de las afecciones provocadas por el desequilibrio de neurotransmisores, la comida que eleva el estado de ánimo puede parecer ideal. Los azúcares levantan el ánimo y provocan un repentino estallido de energía casi de inmediato. Sin embargo, una espiral descendente prosigue a la actividad del azúcar y puede causar un colapso tan pronto esta entra en acción. Evite los azúcares artificiales y los edulcorantes, también manténgase alejado de los alimentos estimulantes como la cafeína, las bebidas gaseosas y los alimentos ricos en carbohidratos. En cambio, concentre sus energías en llegar a la raíz de su problema y encontrar formas sostenibles de abordarlos.

Suplementos –

Varios médicos recomiendan suplementos para restablecer el equilibrio de los neurotransmisores y alinear los niveles deficientes o elevados de sustancias químicas. Si bien los suplementos son excelentes opciones, es importante asegurarse de que estos sean naturales para prevenir daños a largo plazo y efectos secundarios. El Dr. Adonis insiste en que los suplementos naturales y las hierbas pueden ayudar mucho a restablecer el equilibrio de los neurotransmisores en el organismo y aliviar los síntomas alarmantes. Algunos suplementos esenciales para la síntesis y la regulación de los neurotransmisores incluyen GABA y la hierba de San Juan. Otros suplementos vitamínicos que se pueden incluir son las vitaminas B, C y D; hierro, zinc y omega 3.

0

Start typing and press Enter to search